Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- La española Ona Carbonell y su ejercicio basado en la figura del expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela le ha vuelto a dar el triunfo en Budapest este viernes en la rutina técnica del solo de natación artística, última prueba de las FINA World Series y que se suma al de hace dos semanas en Barcelona.

Carbonell volvió a emocionar al público con una pieza artística basada en los pilares de un discurso sobre deporte del expresidente de Sudáfrica y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela.

Ona comentó en zona mixta que «no pude ejecutar perfectamente el último elemento, Tengo que trabajarlo muy duro para hacerlo bien en los Campeonatos del Mundo. Esta es una rutina totalmente nueva, una sorpresa para todos, pero quería ejecutarla antes de Gwangju. Mandela es una de las personas más inspiradoras, es increíble poder nadar con su mensaje».

La barcelonesa obtuvo una puntuación de 90.8142, superior al conseguido en Barcelona con 90.0730; Por detrás de Carbonell se clasificaron la ucraniana Marta Fiedina (90.6254), igualmente plata Barcelona, y la canadiense Jacqueline Simoneau (83.5809).

Por su parte, El equipo técnico, plata, ha mostrado una gran mejora en solo dos semanas con respecto a Barcelona 2019, quedando sólo por detrás de Ucrania en el medallero y por delante de Canadá.

En el dúo mixto ganó la pareja rusa (90.7902), por delante de la japonesa (87.3446) y la española (84.6330), bronce, formada por Pau Ribes y Emma García.