Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El vicepresidente del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha asegurado que “si Europa no tiene un futuro común, no habrá futuro para ninguno de sus países”.

“No tenemos elección. O tenemos un futuro común en Europa o no habrá futuro para nosotros”, ha dicho González Pons durante la apertura de una reunión del European Ideas Network (EIN) en San Sebastián.

“Europa está en una encrucijada, pero no solo lo está nuestro proyecto europeo. También nuestros países y nuestras sociedades están en peligro”, ha dicho.

Las amenazas para la UE y sus países, ha explicado, son fundamentalmente el nacionalismo, el populismo, los extremismos y la nueva situación geopolítica.

“Los nacional-populistas, los radicales y algunos poderes como Rusia ven a la UE como un objetivo al que hacer fracasar”, ha dicho antes de advertir que “solo somos el primer objetivo: después de Europa, irán a por Alemania, Francia, Italia o España, como ya intentaron hacer con la crisis política en Cataluña”.

Lo que está en juego, ha subrayado, es “nuestro estilo de vida, y los principios y los valores que defendemos en Europa”.

Para defenderlos, ha insistido el vicepresidente del Grupo PPE, es fundamental la unidad: “en el mundo de hoy, los países europeos no pueden competir solos contra gigantes económicos y demográficos como Estados Unidos, China o India. Dentro de Europa podemos hablar de países grandes, medianos o pequeños, pero fuera de Europa todos somos pequeños”.