Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- Un año más, la Fundación CRIS Contra el Cáncer alza su voz para sensibilizar a la sociedad española de que es vital invertir en investigación de cáncer de próstata, sobre todo en su forma más agresiva, ya que aún un 30% de los casos no tiene cura.

Coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer de próstata que se celebró el pasado 11 de junio, CRIS Contra el Cáncer quiso hacer una puesta al día y un balance de esta enfermedad para concienciar sobre esta patología tan importante con importantes investigaciones a través de su unidad CRIS de cáncer de próstata CNIO-IBIMA (Madrid- Málaga).

Se trata de una enfermedad en la que se forman células malignas cancerosas en los tejidos de la próstata. Aunque en su mayoría son tratables, en algunos casos pueden ser especialmente agresivos y resistentes a las terapias. Una de las potenciales causas de estas situaciones consiste en que las células tumorales tengan alteradas las proteínas que reparan su ADN.

El cáncer de próstata es el segundo más frecuente entre los hombres, con más de 1.200.000 casos al año en el mundo. Solo en España se detectan más de 30.000 nuevos casos.

El diagnóstico precoz es la mejor medicina

CRIS insiste con diversos proyectos de investigación para encontrar tratamientos efectivos contra los cánceres de próstata más agresivos. Este es el objetivo de la importante Unidad CRIS de Próstata CNIO- IBIMA que centra sus esfuerzos en identificar las causas y mejorar los tratamientos existentes para los tumores que no responden a las terapias convencionales. Liderado por el Dr. David Olmos, han desarrollado relevantes proyectos como Prorepair B, uno de los estudios clínicos más innovadores para identificar las razones genéticas por la que los tumores son más agresivos.

En el estudio Prorepair B se comprobó que las mutaciones en BRCA2 se asocian con un peor pronóstico. Además, son las mutaciones más frecuentes en pacientes con cáncer de próstata resistente a los tratamientos. A raíz de estos resultados, y también con la financiación de CRIS, se acaba de lanzar un ensayo clínico muy ambicioso.

El equipo ya mostró en ASCO 2018 (El congreso de Oncología más grande del mundo) resultados preliminares de que los pacientes con mutaciones en BRCA2 respondían mejor a un régimen de tratamiento que consiste en: Primero un Tratamiento Hormonal (con abiraterona) y luego quimioterapia. Normalmente, a los pacientes se les da en el orden inverso, primero quimioterapia y luego tratamiento hormonal. Estos resultados han llevado al grupo a continuar su trabajo en un esayo clínico internacional, en el que participarán 1000 pacientes de países como España, Francia, Australia, Portugal, Nueva Zelanda, Israel, Italia…

A todos los pacientes de este estudio se les hará un estudio genético para identificar qué mutaciones presentan sus tumores. Se les tratará mediante el tratamiento convencional (1ºQuimio y luego Hormonoterapia) o con el tratamiento que se quiere estudiar (1º Hormonoterapia y luego Quimio). Otro punto de interés del estudio consisten en identificar el efecto de otras mutaciones o revelar qué mutaciones son frecuentes en cada país, algo que también puede influir en la elección de los tratamientos. Este estudio representa un paso ambicioso que demuestra la importancia de realizar estudios genéticos de los tumores de los pacientes con peor pronóstico, para poder adaptar las terapias a las características de su enfermedad y personalizar los tratamientos.

Además, el grupo ha mostrado recientemente que los familiares de los pacientes de cáncer de próstata que presentan mutaciones de este gen BRCA2 también pueden presentar cáncer en algún momento de su vida, por lo que los controles y un diagnóstico precoz son fundamentales.

Marta Cardona, Directora de Cris Contra el Cáncer asegura que es fundamental la investigación para conseguir mejores resultados.  “Estamos comprometidos con la investigación del cáncer de próstata. En total ya hemos invertido 624.000 euros desde 2012 para contribuir a que se reduzca el número de casos de este tipo de cáncer, segunda causa de muerte entre los hombres. Animamos a toda la sociedad a concienciarse y unirse en esta lucha”.

Síntomas del cáncer de próstata

Algunos de los signos de alerta de esta enfermedad son el flujo de orina débil o interrumpido, urgencia repentina de orinar, sangre en la orina o semen, falta de aire y mucho cansancio o dificultad para vaciar la vejiga al completo, entre otros.