zoo
Zoo de Córdoba.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

Redacción.- PACMA ha calificado como «lamentable» la gestión del Zoo de Córdoba.

Reproducimos el comunicado de la formación:

(…) Según Javier Luna, coordinador de PACMA en Córdoba, la gestión de Pernichi al frente del Zoo ha tenido episodios nefastos, una de sus principales protagonistas fue Flavia, la muerte de esta se puede achacar a la falta de personal y a la escasa preparación, en algunos casos, de la poca mano de obra con la que siempre ha contado el Zoo. Sirva como ejemplo el entrenamiento clínico, en el caso de Flavia, debido a los cuidados especiales que requería un absceso en su pata, se necesitaban curas incluso dos veces diarias. Sin embargo Flavia solo lo recibía una vez cada dos semanas aproximadamente por falta de personal.

Amparo Pernichi y el veterinario del Zoo nunca tuvieron intención de trasladar a Flavia a un Santuario, desde que PACMA solicito los primeros informes veterinarios de la Elefanta en Enero de 2018 hasta que estos fueron enviados trascurrieron seis meses, a pesar de todos los esfuerzos de PACMA, consiguiendo que expertos en Elefantes del Santuario Elephant Haven se trasladaran a Córdoba para evaluar a Flavia para un posible traslado a este, en la visita ya pudieron comprobar que Flavia no recibía ni los cuidados ni atenciones adecuadas, después de la visita solo encontramos retrasos en las pruebas veterinarias que se pidieron al Zoo..

Según Luna, Amparo Pernichi solo tenía un plan para Flavia, y era que muriera en el Zoo. El veterinario ya había mencionado la opción de preparar el protocolo para eutanasiarla si fuera necesario. Este hombre, sin mayor experiencia en elefantes que la de la propia Flavia, consideró oportuno sacrificarla tras cuarenta y tres años de encierro y aislamiento. Flavia se tumbó aquella mañana del 1 de Marzo y no podía levantarse. Del mismo modo que se previó un protocolo para su eutanasia, también se podía haber previsto un procedimiento para este caso. Las constantes de Flavia eran normales, su estado de salud no era peor, se encontraba consciente y conservaba todas sus capacidades psíquicas y cognitivas. Simplemente, no hacía el esfuerzo por levantarse.

La inversión de 138.000 € para habilitar un espacio para dos linces ibéricos, pone de manifiesto al derroche al que estaba dispuesto a llegar la delegada para aumentar la colección de animales del zoo.

Las Jirafas Bulería y Kenia, son otro ejemplo del empecinamiento de Pernichi por aumentar los animales del Zoo sin importarle las condiciones de estos. Las dos jirafas que fueron traídas del Bioparc de Valencia, desde que llegaron a finales de 2018 ha tenido graves problemas de adaptación, manifestaciones que los responsables del Zoo trasladaron a PACMA y que hemos podido comprobar in situ. Bulería es exhibida a un gran número de público los fines de semana, siendo incapaz de salir del recinto cubierto donde se encuentra al exterior por miedo, mientras tiene que soportar a escasos cinco metros que algunas personas le silben como si fuera un perro.

En PACMA van a seguir luchando por la reconversión del Zoo de Córdoba en un centro de recuperación y rescate de animales, porque no vengan mas animales al zoo, por el traslado a santuarios de aquellos animales que sea posible y por la paralización de los programas de cría de este.

PACMA apuesta por un Zoo Virtual  como la forma más ética y respetuosa con los animales para dar a conocer a los niños a los animales de fauna. (…)