Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Los españoles y los suecos son los europeos que disfrutan de un mayor número de años de vida saludables, según recoge el último Focus on Spanish Society publicado por Funcas.

«La esperanza de vida es uno de los mejores indicadores del éxito social de una nación, pero lo pueden ser más los años de vida saludables», según ha explicado la organización. El estudio ha revelado que un varón nacido en España en 2017 podrá vivir 69 años de vida saludables, algo menos que una mujer, 69,9. Solo Suecia registra mejores datos: 73,2 y 71,9 años para hombres y mujeres, respectivamente.

Los datos sugieren que, en cuestiones demográficas, España refuerza su posición de liderazgo. Se estima que hacia 2040 se convertirá en el país con mayor esperanza de vida en el mundo, superando por primera vez a Japón. Ya en 2017, España tenía la mayor esperanza de vida entre las mujeres y la segunda entre los hombres en la Unión Europea. Asimismo, en relación a la esperanza de vida de las personas que han cumplido 65 años, España se sitúa solo por detrás de Francia. En ambos países, se espera que las mujeres de esa edad alcancen los 88 años y los varones, los 85.

Sin embargo, en Francia, de los 23,6 años adicionales que se estima que pueda vivir una mujer de 65 años, menos de la mitad (10,6 años o el 45 por ciento) serían con buena salud. Cifras similares se dan en el caso de los hombres: de los 19,5 años adicionales a partir de los 65, solo 9,5 serían saludables.

En España los porcentajes son más elevados, lo que significa que las personas mayores disfrutan de buena salud durante una mayor parte de la tercera edad: los hombres viven casi dos tercios (64%) de la esperanza de vida a partir de los 65 años con buena salud, y en el caso de las mujeres, la proporción correspondiente supera la mitad (53%). Del mismo modo, el país de la Unión Europea con mejores registros es Suecia, con un 73 por ciento entre las mujeres y un 80 por ciento de los hombres.