GRA227. CÓRDOBA, 20/07/2015.- Un termómetro hoy en una calle de la ciudad de Córdoba, cuya provincia mantiene la alerta naranja (riesgo importante) por temperaturas máximas que alcanzarán los 40 grados. El calor ha puesto hoy en alerta a 18 provincias de 8 comunidades por altas temperaturas. EFE/Rafa Alcaide

Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. En declaraciones a los periodistas, el edil ha comentado que «como cada año se activa en la Casa de Acogida el protocolo de ‘Ola de calor’, que va a facilitar a las personas sin hogar y transeúntes que puedan tener un respiro en instalaciones municipales, para ducharse, merendar, disfrutar de salas con aire acondicionado y televisión».

Según ha destacado, «ello viene a sumar dentro de la Red ‘Cohabita’ otra medida de alivio para la difícil situación que viven las personas sin hogar», a lo que ha agregado que se ha adelantado la activación respecto a otros años porque desde su Delegación son «muy sensibles a esta realidad del sinhogarismo».

De este modo, ha resaltado que «este año se intensifica esta medida a partir de esta jornada y se adelantan dos semanas al periodo estival», a la vez que «se mejoran de alguna manera las condiciones de vida, que ya son duras de ‘per se’, de este colectivo de personas altamente vulnerables».

En concreto, según ha avanzado ‘Diario Córdoba’, la Casa de Acogida municipal, situada en la Avenida Campo Madre de Dios, habilita 15 plazas donde se ofrece refugio y descanso desde las 13,30 hasta las 20,30 horas a las personas que están en situación de calle, para que tengan un espacio con sillones y aire acondicionado, así como acceso a la sala de televisión, merienda y duchas.

Este servicio será complementario al que ofrece actualmente la Casa de la Libertad, gestionada por la Fundación Prolibertas, en la calle Sagunto. Este centro, que se puso en marcha en marzo de 2018, se mantiene abierto durante todo el año de lunes a viernes de 9,00 a 13,00 horas y de 15,00 a 20,00 horas. A mediodía la actividad se concentra en el comedor trinitario, situado en la Ronda del Marrubial, muy próximo al centro de día.

En la Casa de la Libertad, donde las mascotas son bien recibidas, los usuarios tienen acceso a servicios como desayuno y merienda, lavandería, consigna, una sala de estar climatizada, sala de lectura, juegos y una sala TIC con ocho ordenadores, donde pueden buscar empleo o utilizar las redes sociales si lo desean.

LISTAS DE ESPERA

Cabe señalar que tanto el albergue municipal como la casa de acogida Madre del Redentor que dirige Cáritas en el barrio de la Fuensanta tienen una larga lista de espera de personas sin hogar.

En el primer caso, según fuentes de la dirección, en este momento hay 21 hombres y cuatro mujeres derivados por otras entidades que están a la espera de que se produzca una vacante, a las que hay que sumar otras 14 mujeres y 59 hombres que han pedido plaza en puerta, si bien este número es muy oscilante, dado que incluye muchos casos de personas que están de paso por Córdoba. Por su parte, en el centro de Cáritas la lista de espera es de más de 30 personas.

Pese a la idea extendida de que, en verano, la cifra de personas sin hogar que se quedan en Córdoba disminuye notablemente porque muchos se desplazan a la costa, los centros aseguran que apenas notan la diferencia entre las distintas temporadas, puesto que siempre hay lista de espera.

A lo largo del mandato que ahora acaba, el Ayuntamiento ha adoptado distintas medidas para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en la calle en coordinación con los colectivos que forman parte de la Red Cohabita, entre ellas, la puesta en marcha de una unidad móvil diurna que atiende a pie de calle a las personas sin hogar.

Según la directora de la Casa de Acogida municipal, María Blázquez, la actuación de la unidad móvil ha tenido un efecto positivo en las personas que están en la calle, «porque permite realizar un seguimiento personalizado, que incluye el acompañamiento a las citas médicas, así como la elaboración de un proyecto de intervención adaptado a los casos».

De esta forma, el personal de la unidad móvil está al tanto de las características de las personas que están en la calle y se les ofrecen los recursos que existen en la ciudad de alojamiento, búsqueda de empleo, etcétera.

El protocolo ‘Ola de calor’ abarca también una serie de medidas dirigidas al colectivo de personas mayores y con discapacidad, que se pondrán en marcha en torno al 21 de junio, como el año pasado, según informó el edil de Servicios Sociales, Juan Hidalgo.