Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.- Jugadoras y cuerpo técnico de la Selección Femenina de Fútbol de España se conjuran antes de cada partido para reafirmar sus principios: un compromiso común que ha llevado al combinado nacional hasta la cita más grande de todas las que ha disputado y a 90 minutos de cambiar la historia para siempre.

Porque este sábado 8 de junio a partir de las 18:00 (hora peninsular española con retransmisión en directo del canal Gol) las internacionales buscan ante Sudáfrica su primera victoria en una fase final mundialista.

El estadio Océane de la ciudad normanda de El Havre con previsión de fuerte viento verá el choque ante una Sudáfrica que llega con la vitola de ser junto a Nigeria la mejor entre las africanas y con amenazas en forma de una fuerte intensidad en el juego, rapidez en los desplazamientos y notables individualidades.

Entre ellas la de su atacante Thembi Kgatlana, quien pasa por ser la jugadora más rápida de todo el Mundial secundada en los extremos por Mothalo y Ndimeni.

El equipo dirigido por Desiree Ellis cuenta con una española  en la figura de la delantera Ode Fulutudilo, perteneciente al Málaga CF, pero con perspectivas de banquillo para el partido de este sábado.

España llega al mismo plena de confianza tras encajar un solo gol en los tres encuentros preparatorios y con las 23 convocadas en plenas condiciones físicas.

Al extra de motivación que supondría estrenar el casillero nacional de victorias mundialistas se une las buenas sensaciones dejadas en el amistoso frente a Japón de la pasada semana en Le Touquet, con un planteamiento irrenunciable de verticalidad, posesión y juego vistoso.

Con las mismas armas y después de estar preparándose para este momento «toda nuestra vida» el seleccionador Jorge Vilda quiere comandar a este grupo hacia la gloria. El primer peldaño llega este 8 de junio en el que toca pasar del verbo a la acción.