Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La madre de la niña de 7 años con autismo que ha denunciado a cuatro de sus maestras por vejaciones, apoyándose en una grabación obtenida por los padres, ha asegurado que para las docentes denunciadas «el peor castigo será escucharse» en las grabaciones.

«Cuando dejas a tu hijo en el colegio, esperas que sea un sitio seguro, donde como mínimo lo respeten», relata la madre de la menor en una carta que ha publicado en su perfil personal de Facebook, en la que dice que se ha encontrado con este problema, y describe a su hija como «independiente, simpática, cariñosa, risueña, que no vive en su mundo, que habla lo poco que por ahora puede pero que comprende casi a la perfección».

Para las profesoras, dice que el peor castigo para ellas será «escucharse» en las grabaciones, para añadir que «pero aún así hay muchos profesionales de verdadera vocación que merecen estos puestos», y se felicita de que su hija se encuentra ahora «en un colegio nuevo maravilloso del que nunca sale con la mano mordida», y donde «ahora es feliz. Ha dado un giro de 180 grados en todos los aspectos».

La madre de la niña termina la carta diciendo que los padres han tenido «mucho tiempo para no dormir, llorar, sentirnos culpables, pedir perdón a nuestra hija y coger fuerzas para lo único que queremos, luchar para que se haga Justicia». Según ha informado ABC, el delegado territorial de Educación, Joaquín Pérez, el jefe de la inspección educativa y el inspector que tiene asignado el centro donde cursaba estudios la pequeña, ha informado que los responsables de Educación han pedido perdón a los progenitores después de escuchar los audios donde se oye a varias profesoras gritando a la alumna e insultándola.