Javier Collado

Dobuss

El desarrollo del diseño de un avión en forma de V y eficiente en el uso de combustible conocido como Flying-V está recibiendo un impulso con el anuncio de que la aerolínea nacional holandesa KLM Royal Dutch Airlines ayudará a financiarlo.

Con el objetivo de mejorar la sostenibilidad de los viajes aéreos, el Flying-V fue concebido por Justus Benad, entonces estudiante de la Universidad Técnica de Berlín, y desarrollado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Delft, en Holanda, también conocida como TU Delft. Su diseño futurista incorpora la cabina de pasajeros, los tanques de combustible y la bodega de carga en las alas.

Se afirma que el avión utilizará un 20% menos de combustible que el Airbus A350-900 mientras transporta un número similar de pasajeros: el Flying-V tendrá capacidad para 314, mientras que el Airbus A350 tiene capacidad para entre 300 y 350. El diseño también refleja la envergadura de 65 metros del A350, lo que le permite utilizar la infraestructura de aeropuertos existentes.

“En los últimos años, KLM se ha desarrollado como un pionero en la sostenibilidad dentro de la industria de las aerolíneas,” dijo Pieter Elbers, presidente ejecutivo de KLM, en un comunicado.

“Estamos orgullosos de nuestra relación de cooperación progresiva con TU Delft, que se relaciona bien con la estrategia de KLM y es un hito importante para nosotros en el camino hacia la ampliación de la aviación sostenible”. El líder del proyecto en TU Delft, Roelof Vos, dijo que tal innovación era necesaria como un trampolín para una mayor eficiencia, mientras que la tecnología aún se estaba desarrollando para crear aviones eléctricos a gran escala.

Los investigadores esperan volar un modelo a escala este septiembre, dijo Vos, mientras que una maqueta del nuevo diseño de cabina se abrirá al público en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, en octubre, como parte de las celebraciones del aniversario número 100 de KLM. Se espera que el avión completo entre en servicio entre 2040 y 2050.