Javier Collado

Dobuss

Redacción.- El Protocolo se empieza a considerar como una disciplina enmarcada en el ámbito de las ciencias sociales y más concretamente en el campo de las disciplinas comunicativas. Al mismo tiempo, a pesar de ser una profesión cada vez más demandada, no hay una estructura bien definida y organizada de los profesionales y del ejercicio y desarrollo de la profesión.

Por este motivo, la Asociación de Comunicación, Relaciones Públicas y Protocolo de Córdoba (ACRP), junto a la Asociación Española de Protocolo (AEP), la Asociación de Técnicos de Protocolo de Galicia (ATPG), la Asociación Aragonesa de Protocolo, La Asociación Catalana de Protocolo (ACPRI), la Asociación de Protocolo de Asturias (APECA) y la Organización Internacional de Ceremonial y Protocolo (OICP) se reunían por primera vez el 26 de enero con la intención de fijar unos términos básicos para iniciar un proyecto de trabajo de unión y estructura de la profesión del Protocolo.

Fruto de la segunda reunión, celebrada el pasado 4 de mayo, en la participó el Jefe de Protocolo de la Casa de SM El Rey, D. Alfredo Martínez, se ha acordado difundir el siguiente resumen, redactado por Gerardo Correas, Presidente de la OICP:

 

Unificación del concepto de Protocolo 

En la reunión mantenida por todas las asociaciones de protocolo de España el día 4 de mayo de 2019, a la que asistió el Jefe de Protocolo de la Casa de Su Majestad El Rey, se llegó a una decisión unánime de emprender acciones conjuntas y coordinadas para reforzar y potenciar la profesión del protocolo y promover la unificación de conceptos sobre esta disciplina. El principal objetivo de esa unificación de conceptos es que la proyección del protocolo hacia la sociedad general se lleve a cabo de acuerdo a criterios coordinados entre las asociaciones y los profesionales.