Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. La Universidad de Córdoba (UCO) ha aprovechado la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente para visibilizar su compromiso ambiental y anunciar la puesta en marcha de un Plan de Sostenibilidad Ambiental. Esta estrategia plurianual y participada constituye un compromiso del actual Equipo de Gobierno de la UCO, y tiene por objetivos organizar, visibilizar y mejorar la gestión ambiental existente; generar e impulsar nuevas líneas de sostenibilidad ambiental; aumentar la presencia e influencia de los criterios ambientales en la toma de decisiones en gestión, docencia e investigación; y establecer redes y alianzas para implicar y concienciar a la comunidad universitaria.

En una rueda de prensa en el Rectorado, Antonio Cubero, vicerrector de Infraestructuras y Sostenibilidad, David Bullejos, director general de de Eficiencia Energética y Sostenibilidad, y Antonio Gomera, Coordinador del Servicio de Protección Ambiental, han mostrado el compromiso de la UCO en la construcción de un modelo de sociedad más sostenible, empezando por su propia actividad.

El anunciado Plan de Sostenibilidad Ambiental de la UCO es un paso más en este compromiso. Documentos clave de la universidad como sus estatutos o el Plan Estratégico 2016-2020 dan muestra del empeño de la UCO en este sentido. Antonio Cubero ha destacado también la Declaración de Política Ambiental de la institución, en la cual el rector como máximo responsable expresa los compromisos de respeto y responsabilidad ambiental en el ámbito universitario. “La primera declaración de política ambiental de la Universidad de Córdoba fue firmada por el rector en 2006 y posteriormente ha ido actualizándose y refrendándose por los siguientes rectores hasta la actualidad”, ha explicado Antonio Cubero.

Además, los compromisos de la Universidad recogidos en dicha declaración vienen desarrollándose desde hace casi 20 años por el Servicio de Protección Ambiental (SEPA), el órgano responsable de la gestión ambiental y de iniciativas como el Programa Trébol para la mejora ambiental de departamentos, áreas y servicios de la UCO. Junto a dicho servicio, el Aula de Sostenibilidad promueve actividades de educación, participación y voluntariado ambiental en el ámbito universitario, desarrollando en la UCO, entre otras acciones, el Proyecto Andalucía Ecocampus en colaboración con la Junta de Andalucía. Otro órgano fundamental para el medio ambiente en la Universidad es la Dirección General de Eficiencia Energética y Sostenibilidad, que recientemente ha culminado un Plan plurianual de gestión y sostenibilidad energética de la UCO, como ha explicado David Bullejos.

La reciente culminación del citado Plan energético así como la necesidad de dar un paso adelante hacia una planificación integral de la acción ambiental, confluyen en el presente Plan de Sostenibilidad Ambiental. “Este Plan responde a la tendencia del actual contexto universitario español, en el que en el seno de la Comisión Sectorial CRUE-Sostenibilidad se promueven estrategias globales que integren gestión, política, docencia e investigación y redunden en la reducción de la huella de carbono, en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en el aumento de la conciencia ambiental de la comunidad universitaria”, ha afirmado Antonio Cubero.

El Plan, como ha explicado Antonio Gomera, ha superado ya la fase 1 en la que se han celebrado reuniones de grupos de trabajo de distintas temáticas usando metodologías participativas y está actualmente en la fase 2, correspondiente a la elaboración de un borrador que, posteriormente, en la fase 3, se expondrá a consulta pública y se analizará con agentes clave para contrastar las medidas y enriquecer el documento. Finalmente, en la fase 4, se elaborará la versión definitiva, se aprobará por Consejo Gobierno y se constituirá la comisión de seguimiento del plan.

“El Plan se desarrollará entre los cursos 2019-2020 y 2021-2022 y contemplará acciones en ámbitos como política de sostenibilidad ambiental, urbanismo, biodiversidad, movilidad, residuos, energía, agua, compra y contratación, educación, sensibilización y participación o investigación y transferencia”, ha informado Antonio Gomera.

Todos han coincidido en que el impacto que la actividad humana está causando sobre el medio ambiente es un hecho constatado por la comunidad científica. En este sentido, Cubero ha señalado que “es necesario que todas las personas y organizaciones tomen conciencia sobre la realidad que nos rodea y la responsabilidad y oportunidad de cada uno en la transformación de la sociedad hacia la sostenibilidad”. La Universidad constituye un escenario clave en el ámbito medioambiental, tanto por el impacto derivado de las actividades que desarrolla, como porque, como Institución de Enseñanza Superior, ha de tener el compromiso de transmitir entre la comunidad universitaria unos principios y valores basados en la responsabilidad para la protección y mejora del medio ambiente, ha concluido. La UCO espera que el anunciado Plan de Sostenibilidad Ambiental sea un estímulo en este proceso.