Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Este año desde Naciones Unidas se ha propuesto que gire en torno a la «contaminación del aire»; y hacer una llamada a la acción para ayudar a combatir un grave problema que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Por ello, desde EQUO han querido incidir en considerar los cambios que las personas pueden hacer en nuestro día a día para reducir la contaminación que se genera.

Reproducimos el comunicado:

(…) El objetivo es eliminar de forma progresiva la contribución individual al calentamiento global y, de este modo, detener sus perniciosos efectos sobre la salud de las personas y del planeta.

Además, desde la formación política ponen en foco en la emergencia climática y subrayan la necesidad de actuar ya para hacerle frente desde las instituciones y los gobiernos. Según la comunidad internacional solo quedan 12 años, pero no podemos esperar ni un minuto más para actuar, necesitamos proteger nuestro medioambiente y nuestro planeta (…)

Los portavoces de EQUO en Córdoba, Ana María Carnero y Salustiano Luque, han recordado que “los controles de contaminación atmosférica en la ciudad de Córdoba vienen poniendo de manifiesto a lo largo de los años niveles de dióxido de carbono, óxido nitroso y partículas en suspensión por encima de los límites admisibles. Por ello han insistido en la urgencia de atajar sus principales causas: el tráfico motorizado y la contaminación industrial, mediante un plan de movilidad sostenible y la eliminación de la quema ilegal de residuos en la cementera Cosmos».  Añaden además que “ante la tendencia de elevación de temperaturas en Córdoba y provincia sería necesario aumentar considerablemente, como venimos denunciando durante muchos años, el número de árboles”.