Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Los fundadores de la startup ‘One Oak’, Guillermo y Carlos Íñiguez, se han comprometido con el Ayuntamiento de Paracuellos del Jarama a plantar 5.000 árboles en los próximos o ocho meses para luchar contra las 5.000 «muertes al año por contaminación en la región».

Según han explicado los emprendedores en un comunicado, la zona elegida para llevar a cabo la reforestación es un terreno cercano a la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, ya que el aerdromo «es el responsable del 21 por ciento de la contaminación total de la capital», según el último informe del ‘Inventario de Emisiones de la ciudad de Madrid’.

«Madrid se sitúa a la cabeza de las comunidades autónomas españolas que mayores índices de contaminación presenta a lo largo del año», han incidido y han detallado que la reforestación se llevará a cabo con especies autóctonas «conseguir crear un nuevo ecosistema» sea capaz de absorber parte de la contaminación que provocan los aviones al despegar y al aterrizar. «Nos hace mucha ilusión saber que este nuevo bosque será lo primero que veamos cada vez que alguien coja un avión en Barajas», ha subrayado Guillermo Íñiguez.