Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. La ocupación hotelera durante los nueve días que ha durado la Feria de Nuestra Señora de la Salud ha sido muy buena, aunque mejorable, para tratarse de la temporada alta en la ciudad.

Los hoteles, apartamentos turísticos y viviendas turísticas que están dentro de la Asociación de Empresarios de Hospedaje (Aehcor) han tenido unos datos de ocupación altos durante los fines de semana e interesantes durante la semana de feria, aunque, en general, no ha sido una edición muy atractiva para el visitante.

Al igual que ocurrió durante el concurso de patios, la alta ocupación durante  los fines de semana se ha logrado a costa de las ofertas y reservas de última hora y, en general, los precios se han mantenido algo por debajo de lo esperado.

En este sentido, la ocupación en los hoteles, apartamentos y viviendas con fines turísticos de la ciudad ha estado por encima del 90% durante los fines de semana de feria y ha caído por debajo del 75% entre semana.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Alejandro Navarro, ha señalado que, si bien los datos de ocupación son los lógicos en un mes de mayo, no se puede decir lo mismo del precio medio, que ha caído, lastrado probablemente por el incremento de la oferta de pisos turísticos en situación alegal.

En cuanto a la celebración de la Feria 2019, ha valorado que haya transcurrido sin incidentes remarcables, si bien Navarro pide a las autoridades que valoren la idoneidad de acabar con la mala imagen que da el macrobotellón para el turismo, con las consecuencias de suciedad viaria, e incluso ecológicas para el entorno del Río Guadalquivir.

Navarro pide que se pase del modelo de feria para despedidas de soltero en el que se ha convertido la Feria de Nuestra Señora de la Salud hacia un modelo que potencie el valor tradicional de este evento, para así poder competir con las de Sevilla o Jerez.