Sube la compraventa de viviendas en España.

Javier Collado

Dobuss

Redacción.- Según el informe mensual de precios de venta de www.pisos.com, la vivienda de segunda mano en Andalucía en mayo de 2019 tuvo un precio medio de 1.677 euros por metro cuadrado. Esta cifra supuso un ascenso del 2,90% frente al pasado mes de abril, el más marcado del país. Interanualmente, se produjo una subida del 9,55%, la sexta más intensa de España.

Andalucía fue la sexta autonomía más cara de España, por detrás de Baleares (3.042 €/m²), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en mayo de 2019 registró un precio medio de 1.718 euros por metro cuadrado, arrojando un ascenso mensual del 0,19%. De un año a otro, la cifra registrada marcó una subida del 8,12%.

“La estadística de precios sigue apuntando hacia la estabilidad”, declara Ferran Font, director de Estudios de pisos.com. “Las grandes ciudades siguen siendo los puntos del mercado donde el ladrillo es más voraz respecto a la proporción de ingresos del ciudadano”. El portavoz del portal inmobiliario señala que “aunque la fuerza de los repuntes se ha diluido, la tendencia al alza sigue presente, acercándonos mes a mes a las cifras máximas”. Así, la tensión permanece porque “ahora ahorramos menos que antes y resulta más difícil acceder a una vivienda”. El experto advierte de que “una demanda ralentizada tendría un efecto regulador en los precios”.

“Actualmente, España vive una situación de gran excepcionalidad política”, revela Font. En
este sentido, a un ejecutivo nacional todavía en funciones se le unen ahora los pactos de
gobierno que surgirán a nivel regional y municipal. “Los datos revelan que la compraventa y la concesión de hipotecas no se han quedado paradas estos meses, pero hay proyectos
residenciales importantes en expectativa, además de ayudas a la vivienda en el aire”,
comenta Font. El experto indica que “el mercado inmobiliario tiene protagonistas con
demandas muy diferentes, y es necesario establecer mecanismos que fomenten la
accesibilidad y la confianza entre compradores y vendedores, así como entre caseros e
inquilinos”.