Javier Collado

Dobuss

Matthew Furlong cumple al fin su objetivo. Este joven británico de 25 años ha sido aceptado para formar parte de la Policía de Chesire, en el Reino Unido, después de haber sido rechazado en un primer momento por ser blanco y heterosexual, como informa el diario The Telegraph.

Este caso ha generado bastante polémica en el país al no haber sido apto en su día por su orientación sexual y su color de piel. La razón era que por aquel entonces, el cuerpo quería promover la diversidad y el universitario se quedó fuera de la selección; como apunta The Telegrapgh.

El joven, añade el mismo medio, ha manifestado la desconfianza que siente a día de hoy hacia el sistema para reclutar aplicado por la Policía. También ha dicho que, durante las entrevistas para acceder a la academia, si hubiera mentido y dicho que era bisexual, habría conseguido su propósito.

«Mi padre ha servido durante más de 20 años en la Policia de Cheshire y yo siempre había querido seguir sus pasos, desde el colegio. No en cualquier sitio, sino en el lugar donde crecí», ha afirmado Furlong, como cuenta el mismo medio.

El caso de Furlong marca un antes y un después en Reino Unido, según aseguran sus abogados. Un tribunal le dio la razón y consideró que los obstáculos puestos al futuro agente respondían a una política discriminatoria. Por su parte, en el programa The Morning, el joven se ha presentado como víctima de la discriminación positiva.