Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Garbiñe Muguruza es la primera representante española en clasificarse para octavos de Roland Garros, despés de derrotar a la ucraniana Elina Svitolina por un doble 6-3. Dentro del cuadro femenino es la única superviviente junto a Aliona Bolsova, que este jueves se clasificó para la tercera ronda.

La española ha dado cuenta de su rival en una hora y media de partido (1h28), mostrando un nivel mejorado respecto a sus dos anteriores compromisos en lo que va de semana.

Tuvo que aplicarse frente a una tenista correosa, dos veces cuartofinalista en Roland Garros, que se presentaba fresca porque su rival de la segunda ronda, su compatriota Kateryna Kozlova, no se presentó al partido por lesión.

Desde que Muguruza perdió el set de su debut en el torneo, frente a la estadounidense Taylor Townsend el pasado domingo, ha firmado un recorrido perfecto, que le lleva a los octavos de final.

Pese a que sobre su vitola solo figura el cartel de favorita 19, fruto de su poca brillante temporada, su condición de exganadora (2016) empieza a convertirle en una de las candidatas a la victoria final.

Por contra, Carla Suárez termina su andadura, tras caer ante la checa Marketa Vondrousova por un doble 6-4 en hora y media de partido. Pablo Carreño, por su parte, se suma a las bajas tras retirarse por problemas físicos cuando perdía dos sets a uno ante el francés Benoit Paire (6-2, 4-6 y 7-6).

El día ha comenzado con sorpresa en el cuadro femenino WTA con la eliminación de Karolina Pliskova, número dos mundial, en un doble 6-3 ante la croata Petra Martic, número 31.

Pliskova ha tenido el mismo final apresurado que otras favoritas en esta edición como Angelique Kerber, Kiki Bertens y Petra Kvitova, por diferentes motivos.