Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Investigadores de la Escuela Nacional de Medicina de Kyungpook (Corea del Sur) han desarrollado una córnea artificial impresa en 3D similar a la córnea humana que servirá para dar esperanza a muchos pacientes que padecen enfermedades relacionadas con la córnea.

La investigación, publicada en ‘Biofabrication’, ha sido llevada a cabo porque cuando una persona tiene una córnea severamente dañada se requiere un trasplante de córnea. Sin embargo, los investigadores han explicado que en su país, Corea del Sur, hay unos 2.000 pacientes en espera de un trasplante y se prevé que el tiempo promedio de espera es de 6 o más años.

Asimismo, la córnea artificial que ya existía utilizaba colágeno recombinante o estaba hecha de sustancias químicas como el polímero sintético, por lo tanto, no se incorporaba bien con el ojo y no es totalmente transparente después del implante de córnea.

Por ello, los investigadores han impreso una córnea artificial utilizando el enlace biológico que está hecho de estroma corneal descelularizado y células madre. Debido a que esta córnea está hecha de tejido biológico derivado del tejido córneo, es biocompatible y la tecnología de impresión en 3D recapitula el microentorno corneal, por lo tanto, su transparencia es similar a la córnea humana.

La córnea es una capa externa delgada que cubre la pupila y protege el ojo del ambiente externo. Es la primera capa que admite luz y, por lo tanto, debe ser transparente, moverse a medida que la pupila se mueve y tener flexibilidad. Sin embargo, según han afirmado los investigadores, hasta ahora se habían limitado a desarrollar una córnea artificial utilizando materiales biocompatibles sintéticos debido a las diferentes propiedades relacionadas con la córnea.