Una niña prematura nacida en San Diego, Estados Unidos, es considerada el bebé más pequeño del mundo. | Fuente: iStock/Referencial | Fotógrafo: Ondrooo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El bebé más pequeño del mundo ha sido dada de alta tras permanecer cinco meses ingresada. Nació pesando 245 gramos después de que a su madre le practicaran una cesárea cuando estaba embarazada de 23 semanas.

La pequeña Sei-Bi vino al mundo tras una cesárea de urgencia a las 23 semanas de gestación, en la maternidad de San Diego, (Estados Unidos).

Pesó al nacer 245 gramos, lo mismo que una manzana. Apenas medía 23 centímetros. Ha permanecido todo este tiempo en cuidados intensivos, donde ha logrado superar graves crisis pulmonares y cardiacas. Ahora pesa casi 2 kilos y medio, mide 40 centímetros y goza de buena salud.