Javier Collado

Dobuss

Redacción.- El consumo de lácteos favorece un envejecimiento saludable y tiene grandes beneficios sobre la salud ósea, según ha recordado Lourdes de la Bastida, nutricionista del Hospital Quirónsalud Córdoba, que ha recomendado a los mayores consumir entre dos y tres lácteos al día, como indica la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).

Así, hoy, en el Día Nacional de la Nutrición, que la FESNAD dedica este año a fomentar el consumo de lácteos para un envejecimiento saludable, la nutricionista ha resaltado que una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres, mayores de 50 años, sufrirá alguna fractura por osteoporosis en su vida, por lo que es preciso “modificar el estilo de vida, consumir una dieta mediterránea y realizar una actividad física regular”. En este sentido, ha recordado que las personas de edad avanzada deben ingerir alimentos que disminuyan el riesgo de padecer problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, diabetes y osteoporosis, siendo esta enfermedad la causante de unos 8,9 millones de fracturas al año en el mundo.

La pérdida de masa muscular asociada a la edad afecta aproximadamente al 30% de personas mayores de 60 años y a más del 50% de los mayores de 80 años, por lo que es preciso hacer especial hincapié en los mayores. Debe priorizarse el consumo de lácteos enteros para evitar la pérdida de nutrientes como vitaminas y minerales presentes en su propia grasa. Si el consumo de lácteos no es posible, se deben valorar otras alternativas alimentarias para aportar los nutrientes que tienen este tipo de alimentos, como por ejemplo los frutos secos y las legumbres, pues contienen proteínas y minerales (calcio, fósforo, magnesio y potasio), y huevos y pescado azul, que tienen vitamina D.

Lourdes de la Bastida ha señalado que los yogures, sobre todo naturales y sin azúcar añadido, aportan un mayor beneficio sobre la microbiota debido al tipo de bacterias que contienen. De hecho, cada vez se conoce más la relación beneficiosa que existe entre la microbiota y la salud.