Imagen: Getty

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un grupo de 360 alumnos del centro educativo Santa María de la Hispanidad de Madrid han solicitado un cambio en la uniformidad para que se permita a las chicas poder usar pantalón además de falda, petición sobre la cual el consejo escolar tomará una decisión a final de curso.

El director gerente del centro, Pablo Carbajo, ha explicado a Europa Press que en el último consejo escolar se llevó esta iniciativa por parte de un grupo de alumnos «significativo» del centro planteando la conveniencia de realizar cambios en el uniforme tradicional, que lleva aplicándose desde hace 32 años.

Las razones fundamentales, tal y como ha detallado, es una cuestión de «utilidad», dado que se esgrime que la falda genera sensación de frío en invierno y que tampoco es práctica a la hora de afrontar actividades deportivas.

Por tanto, está previsto que el consejo escolar del centro, una vez tomada en consideración la propuesta, adopte una decisión a finales de curso para hacer las cosas «con tranquilidad», «previsión» y con el «respaldo» mayoritario en un centro con 1.200 alumnos, que van desde Educación Infantil hasta Bachillerato.

Carbajo ha señalado que el cambio en las condiciones de la uniformidad es una cuestión aún por decidir pero que la dirección del centro «no tiene inconveniente en evolucionar las prensa del uniforme si es útil para la mayoría».

«Vaya por delante que al centro nos parece adecuado, pues ya estaba reflexionando sobre el uniforme y viendo cómo cubrir las necesidades (…) nuestra vocación es estar alineados con las familias», ha dicho el director gerente del Santa María de la Hispanidad para incidir en que la decisión debe contar con el consenso mayoritario.

También ha querido dejar claro que el revuelo mediático por esta petición no tiene que ver nada con un tema social, pues se trata de un centro educativo que «no pertenece a una orden religiosa ni a un grupo empresarial de ninguna ideología». «Es un colegio muy neutro en ese plano», ha remachado para subrayar que el interés esencial de la institución es poner el «foco en la enseñanza y en la transmisión de conocimientos para el desarrollo de los alumnos».

 

 

Precisamente una alumna del colegio concertado Santa María de la Hispanidad, Carlota Monedero, obtuvo la nota más alta de la EvAU para el acceso a la universidad en el año 2017 y una docena de alumnos ha sacado en la antigua selectividad una nota superior al 12,5, lo que implica la obtención de una beca de excelencia para sus estudios universitarios.