Javier Collado

Dobuss

El Govern balear acaba de aprobar un decreto ley para favorecer los hábitos saludables de alimentación en los centros educativos de las islas que prohíbe vender bebidas azucaradas, bollería industrial y golosinas.

El Consell de Govern aprobó el pasado viernes un decreto sobre la promoción de la dieta mediterránea en los centros educativos y sanitarios de Baleares, para favorecer una alimentación saludable, basada en los principios básicos de esa modalidad de dieta.

Entre otras cuestiones, prohíbe la oferta de bebidas azucaradas, bollería y chucherías envasados en las cantinas, bares y locales similares situados en los centros educativos no universitarios, tanto de forma presencial como en las máquinas expendedoras.