Javier Collado

Dobuss

El Parlamento de Taiwán legalizó este viernes el matrimonio entre personas del mismo sexo, un hecho sin precedentes en Asia, dos años después de un dictamen histórico de la más alta jurisdicción de la isla.

Los diputados taiwaneses aprobaron con comodidad la ley que permite a las parejas del mismo sexo formar «uniones permanentes exclusivas» y una cláusula para que puedan solicitar a las agencias gubernamentales el «registro del matrimonio».

Esta aprobación, que pone a Taiwán en la vanguardia del creciente movimiento por los derechos de los homosexuales en Asia, es una importante victoria para la comunidad LGTB de Taiwán que luchó durante años para obtener derechos similares a los de las parejas heterosexuales. «El 17 de mayo del 2019 en Taiwán, el amor ha triunfado», declaró la presidenta Tsai Ing-wen tras ver cumplida una de sus promesas de campaña. “Hemos dado un gran paso hacia una verdadera igualdad y convertido Taiwán en un país mejor”, agregó en un tuit acompañado de la bandera arcoíris.