Javier Collado

Dobuss

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a Naturgy y Endesa sanciones que suman 25,3 millones de euros, 19,5 millones a la primera y 5,8 millones a la segunda,  por presentar ofertas de precios elevados en el mercado eléctrico (‘pool’) que alteraron el despacho de generación entre octubre de 2016 y enero de 2017.

En concreto, la multa del regulador a Naturgy es la segunda más alta impuesta por la CNMC a una eléctrica, tan solo por detrás de los 25 millones de euros a Iberdrola en 2015, que se encuentra bloqueada en los tribunales. Competencia considera que las infracciones son de carácter «grave» e incumplen la ley del sector eléctrico, cometidas en ocho centrales de ciclo combinado por parte de Naturgy y en otras dos por Endesa.

Según el regulador, las ofertas presentadas por las energéticas en estas centrales resultaron superiores a las presentadas en el mismo periodo por las centrales de ciclo combinado de similares características pertenecientes a otros titulares y fueron superiores a sus costes marginales. La CNMC considera que esta actuación se tradujo en «valores anormales y desproporcionados» que alteraron el despacho de generación de electricidad.

«Estas ofertas impidieron la programación de las centrales en el mercado diario durante varios días en este periodo, a pesar del contexto generalizado de precios elevados que debería haber conducido justo a la situación contraria», añade el organismo presidido por José María Marín Quemada.