El sector servicios.

Adentity

Dobuss

Bebrand

Ocurrió en una pizzería de Nueva York. Armando Marka, el protagonista y héroe de esta historia, encontró un papel en su local mientras realizaba las tareas de limpieza. Al principio pensó que sería un residuo más pero cuando vio que se trataba de cheque, llegó la sorpresa: ¡era de 424.000 dólares!

El dinero procedía de una jubilada, Karen Vinacur, que tras comer en el local con su hija y no dejarle ni un solo centavo de propina a Marka, se marchó sin el dinero que acababa de conseguir tras la venta de un inmueble.

En cuanto Armando Marka se encontró con el dinero, no dudó en ponerse en contacto de inmediato con Karen para devolverle el ‘sueldo de su vida’: «Se me vino el mundo encima cuando me di cuenta de que no tenía el dinero conmigo», confiesa la mujer. Finalmente, todo quedó en un susto.