Javier Collado

Dobuss

CBN. Australia reconocerá por ley que los animales tienen sentimientos. Eso significa que, una vez que el nuevo reglamento entre en vigor, cualquier persona que maltrate a un animal se enfrentará a duras penas que pueden llegar a los dos años de cárcel.

Esa nueva ley también obliga a los dueños de los animales a cuidar de ellos. Se impondrán multas a aquellas personas que, por ejemplo, los tengan encerrados y no los saquen a pasear.

Además si los llevan sin la retención adecuada en el coche la multa será de 16.000 dólares, y 4.000 por dejarlo un día encerrado en casa.

El maltrato será castigado con dos años de prisión.