Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Este pasado fin de semana los cordobeses han padecido una subida inusual de temperaturas que ha hecho que en Córdoba y la Campiña se hayan alcanzado 36-37 grados, valores completamente veraniegos, e impropios de la primera quincena de mayo.

Sin embargo, como aspecto positivo, desde este próximo jueves se producirá un descenso térmico de unos 10 grados respecto a los 37 previstos para hoy miércoles, y que dejará el mercurio en 27 grados el viernes, sábado y domingo próximos.

Este jueves se espera una máxima de 35 grados.

Las mínimas seguirán a lo largo de la semana estables en torno a los 14-16 grados, esperándose un significativo descenso el fin de semana, en que bajarán hasta 12 y 11 grados respectivamente las madrugadas del viernes y sábado.

En el norte y sur de la provincia, se prevé el mismo patrón meteorológico dentro de las diferencias habituales respecto a Córdoba ciudad por localización geográfica.

Si se produjera una variación significativa de esta previsión, nuestros lectores estarán plenamente informados.