Adentity

Dobuss

Bebrand

El Córdoba CF se jugaba todas sus opciones de permanencia en LaLiga 1/2/3 ante la UD Las Palmas en el estadio de Gran Canaria, precisamente el mismo escenario en el que hace cinco años tocó el cielo con un ascenso inverosímil a la Primera división de fútbol.

El caprichoso destino del deporte y del calendario quiso que el conjunto blanquiverde regrese en muchos apuros al recinto isleño, donde en junio de 2014 consiguió un histórico ascenso gracias a un gol en la última jugada del partido, arrebatándole el éxito al equipo amarillo, después de que una invasión de público tuviese el choque paralizado durante muchos minutos.

En esta ocasión no pudo ser, el Córdoba descendía a Segunda División B tras perder por 1-0 ante Las Palmas por mediación de Danny Blum. De esta forma el público canario ha sido testigo en tan solo cinco años del ascenso a los cielos y del declive hasta los infiernos de la B.

El Córdoba dijo adiós al fútbol profesional 12 años después de su regreso. La pasada campaña el conjunto califa iba por los mismo derroteros, pero finalmente se logró una salvación milagrosa tras haber estado 13 puntos más el golaveraje por debajo de la permanencia. Este año ha sido distinto, el equipo en ningún momento ha competido para optar a salvarse.

A la afición solo se le puede transmitir un mensaje: ya queda un día menos para volver. Y es que el Córdoba ahora tendrá que rehacer el proyecto que tiene entre manos y pelear, pelear mucho para volver más fuerte que nunca.

El Club por su parte ha querido pedir perdón a todos los seguidores del equipo cordobés en su cuenta de Twitter: