Javier Collado

Dobuss

CBN. La Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía se ha concentrado hoy lunes en las 8 provincias andaluzas para reclamar unas condiciones de trabajo dignas para el personal de los centros conveniados de Educación Infantil de primer ciclo (0-3 años). El secretario General del Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba, Antonio Sánchez, ha defendido la labor de las profesionales (en su mayoría mujeres), así como el cumplimiento del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) y rechaza “un convenio colectivo que mantiene sus retribuciones muy por debajo de su formación y de su responsabilidad”.

Así CCOO, sindicato mayoritario en el sector, tanto a nivel estatal como andaluz, defiende unas condiciones laborales que dignifiquen la labor que vienen desarrollando miles de trabajadoras del primer ciclo de Educación Infantil a cambio de una retribución que “no alcanza los 900 euros brutos mensuales, en los 1.770 centros adheridos existentes en Andalucía, 214 en Córdoba que acogen a 9.467 alumnos y dan empleo a más de un millar de personas”, señaló Sánchez.

“La pretensión del resto de organizaciones sindicales de firmar un nuevo convenio el próximo 22 de mayo, tras más de siete años de congelación salarial y dos de negociación, supone la constatación de que la estrategia patronal de perpetuar la precariedad en el sector comienza a dar sus frutos”, afirmó el responsable sindical quien explicó que el acuerdo establece una remuneración total de 930 euros para las educadoras, un colectivo totalmente feminizado y que realiza actividades de docencia en la etapa preescolar.

El responsable de Enseñanza hizo hincapié en que “la decisión de otras organizaciones sindicales de firmar el convenio y avalar de esa manera el estancamiento de la precariedad en dicha etapa no es asumible para CCOO” y, en este sentido, aseguró que “desde CCOO no se entiende el incumplimiento de manera flagrante, por parte de otros sindicatos, del Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva, que establece que ningún convenio estará por debajo de los 1.000 euros en 2020. Ni que convoque jornadas de huelga para el 8 de marzo contra la precariedad laboral en sectores feminizados y luego acabe cediendo ante la presión patronal del sector más feminizado de todos. Tampoco que no haya ni una solo mejora en las condiciones laborales”. Todo ello, se lamenta desde CCOO, con la complicidad de otras organizaciones sindicales (UGT, FSIE y USO).

Plenamente consciente de la dificultad del momento, CCOO ha decidido seguir teniendo un papel cohesionador entre las trabajadoras de esta etapa poniendo en marcha acciones contundentes en defensa de unas condiciones laborales dignas del siglo XXI. Desde el convencimiento de que la movilización es el instrumento que puede cambiar la situación actual, CCOO ha convocado en Andalucía concentraciones en las ocho provincias. No obstante, el calendario de protestas también comprende una jornada de huelga el día 21 de mayo, informa el sindicato.