Javier Collado

Dobuss

La ministra en funciones de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, señaló ayer que la prohibición de fumar en los vehículos privados es una de las “muchas medidas” en las que está trabajando el Gobierno para combatir el tabaquismo, aunque expuso que es un asunto que “hay que hablar con más calma”.

Precisó, a su vez, que no solo se trata de “las medidas que se nos pueden ocurrir, que son muchísimas”, sino de que estas sean efectivas, por lo que también quiere financiar entre este año y el siguiente los tratamientos para dejar de fumar.

Al término del Consejo, la ministra quiso recordar que hay dos leyes vigentes que supusieron un paso “importantísimo” en la lucha contra el tabaquismo, pero que su aplicación no se está vigilando como se debiera.

Por otra parte, la titular de Sanidad se refirió a las críticas de algunos consejeros del PP acerca de la convocatoria del Pleno del Consejo con el Gobierno en funciones y a pocas semanas de las elecciones autonómicas y locales, el 26-M, y les recordó que los asuntos que se van a tratar “son de gran importancia y transcendencia para la ciudadanía”.