OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. El voluntariado de Cruz Roja Juventud (CRJ) acompañó el pasado año en Córdoba a 1.300 niños y niñas durante su periodo de hospitalización.

Esta cifra supone un incremento del 69 por ciento con respecto a los 769 los menores ingresados en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y en el Valle de los Pedroches de Pozoblanco a los que en 2017 la entidad atendió para tratar de hacer más llevadera su estancia.

Y es que la hospitalización es un proceso que conlleva numerosas dificultades y desajustes para las personas que sufren una enfermedad y para sus familias. Esta situación es aún más difícil cuando hablamos de niños y niñas que, a causa de la enfermedad, se ven alejadas de sus familiares, de su hogar y de su entorno.

Por ello, el voluntariado de CRJ se esfuerza en cada una de sus visitas por dibujar una sonrisa en el rostro de los pequeños. Se persigue cambiar la dinámica cotidiana del hospital y convertirlo en escenario de juegos, talleres, animación, teatro, cuentacuentos y otras muchas actividades para que niños, niñas y jóvenes puedan entretenerse y divertirse a pesar de su enfermedad.

Asimismo, se busca que puedan compartir tiempo con otros menores ingresados, para hacer así más llevaderos los tiempos vacíos en el hospital.

Hasta 2017, la organización juvenil tenía en marcha en Córdoba el proyecto Cibercaixa –financiado por la Obra Social La Caixa-, que tiene como objetivo general mejorar la estancia de la infancia hospitalizada usando las nuevas tecnologías como recurso lúdico y de fomento de las relaciones interpersonales.

Pero desde el pasado año Cruz Roja Juventud también lleva a cabo en la capital –en Pozoblanco en 2018 no realizaron esta labor- el proyecto de ‘Atención a la infancia hospitalizada’, que cuenta con apoyo de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía.

“Las actividades con infancia hospitalizada se han ido diversificando para dar respuesta a nuevas necesidades y ahora también tenemos en cuenta lo que necesitan sus familiares, desde tener tiempo para descansar o hacer gestiones, hasta poder conversar con el voluntariado de Cruz Roja Juventud.”, explica Carmen Torrico, responsable provincial de Cruz Roja Juventud.

Fruto de la evolución y la diversificación de las actividades con infancia hospitalizada es la nueva aplicación de realidad aumentada EntamAR. Esta aplicación permite personalizar espacios reales con objetos virtuales e interactuar con las instalaciones del hospital mediante partidas de escape room y Trivial. Tras el pilotaje de la aplicación en el hospital HUCA, se prevé que EntamAR esté disponible en cerca de 10 hospitales.

Cruz Roja Juventud es la sección juvenil de Cruz Roja Española, y está integrada por jóvenes con edades comprendidas entre los 8 y los 30 años.

Por medio de sus cuatro áreas de acción, realiza actividades que intentan promover el cambio social desde la infancia y la adolescencia, en busca de una sociedad plural, tolerante, solidaria y respetuosa.