Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, ha indicado que está elaborando un proyecto de ley para obligar a los padres a vacunar a sus hijos contra el sarampión o enfrentarse si no a una multa y la posterior exclusión de las guarderías.

La iniciativa de Spahn ha tenido lugar ante el creciente debate en el país sobre si la vacunación contra el sarampión debería ser o no obligatoria.

«Quiero erradicar el sarampión», ha manifestado Spahn. «Cualquiera que vaya a una guardería o colegio debe estar vacunado», ha añadido el ministro antes de explicar su proyecto, que obligaría a los progenitores a demostrar que sus hijos han sido vacunados.

En este sentido, ha alertado de que aquellos que no hayan vacunado a sus hijos podrían enfrentarse a multas de hasta 2.500 euros«. Spahn considera que sus medidas cuentan con los apoyos necesarios para salir adelante.