Imagen: Twitter @sandra_ov

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Bárbara vive en Crato (Brasil) y cada día cuando salía del colegio iba a comprarse un helado en un establecimiento. El local estaba regentado por Francisco Santana Filho, también como ‘Zezinho’. La niña se dió cuenta de que el hombre no sabía leer ni escribir por lo que decidió enseñarle.

Según publica ‘Tribuna Do Ceará’, la niña aprovechaba los ratos libres en el colegio para enseñarle. Explican que primero le enseñó a juntar las letras individualmente, después los números y más a tarde a construir alguna palabra.

Los profesores del centro en el que estudia califican a Bárbara como una niña «muy sensible y responsable». Ahora se han propuesto que el hombre aprenda matemáticas.