Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. Isabel Ambrosio, alcaldesa y candidata socialista a la reelección, se ha comprometido durante su visita al Distrito de Levante a finalizar los equipamientos pendientes en el antiguo cuartel de Lepanto.

Según Ambrosio, este compromiso responde a su apuesta por que en el próximo mandato los barrios de Córdoba tengan un protagonismo especial en la política municipal y en los presupuestos del Ayuntamiento.

La candidata socialista a la reelección cree que es necesario hacer un mayor esfuerzo para mejorar las infraestructuras, los equipamientos y los servicios de nuestros barrios, ya que son la savia que mueve la ciudad y deben formar parte de la imagen de Córdoba en el mundo.

En este sentido, Ambrosio ha dicho que, primero, hay que firmar el convenio con el Ministerio de Defensa para que pasen a ser propiedad del Ayuntamiento las instalaciones que aun quedan pendientes en Lepanto, como la Farmacia Militar y los pabellones de viviendas.

Paralelamente, la candidata socialista ha señalado que, si repite como alcaldesa, priorizará la construcción del Centro de Mayores en las instalaciones de Lepanto que ya son propiedad municipal, lo cual es una de las principales reclamaciones de la zona.

Además, Ambrosio ha manifestado que apuesta por habilitar una nueva zona con más aparcamientos y recuperar el patio central del antiguo cuartel.

Por último, y una vez se consiga la cesión de la antigua Farmacia Militar, la candidata socialista ha afirmado que, si es reelegida alcaldesa, impulsará la construcción de unas nuevas instalaciones para el actual Mercado del Marrubial.

Ambrosio ha destacado que, como alcaldesa de Córdoba, sus prioridades se centrarán, además de situar a los barrios en el lugar que les corresponde, en la creación de empleo digno, en la recuperación de derechos sociales y servicios públicos, y en el fomento de la participación ciudadana, la transparencia, la tolerancia y la sostenibilidad medioambiental.

La candidata socialista a la alcaldía ha dicho que durante estos cuatro años Córdoba se ha puesto en marcha, está mejor que antes y avanza por buen camino, por lo que ahora toca elegir entre seguir avanzando y mirar al futuro con esperanza, o volver al oscuro pasado de los recortes y la perdida de derechos sociales.

De este modo, Ambrosio ha pedido el apoyo de una gran mayoría para que no nos quiten ni nuestros derechos como ciudadanos ni nuestra identidad como cordobeses, ya que el próximo 26 de mayo la decisión que tendrán que tomar las cordobesas y los cordobeses es o apostar por los socialistas, que es el único partido que puede frenar a la derecha, o apostar por la involución y la vuelta atrás.