Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. El servicio de cuidados críticos y urgencias (SCCU) del Distrito Córdoba y Guadalquivir ha recibido la certificación de calidad en el nivel avanzado que otorga la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía a través de su Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA). Este reconocimiento ha supuesto la adaptación del sistema de trabajo de la unidad a los patrones de referencia de calidad, establecidos en el modelo de certificación sanitaria de la Junta de Andalucía, desde un proceso activo, flexible y continuado.

La ACSA ha destacado del servicio resultados excelentes en áreas como las herramientas de calidad y seguridad; la persona como sujeto activo; la promoción de la salud en la comunidad y la estructura, equipamiento y proveedores.

En cuanto a las fortalezas, se ha puesto de relieve la voluntad de mejora continua de sus profesionales y su vocación por ofrecer una atención de calidad a los usuarios del sistema sanitario público de Andalucía pertenecientes al distrito. En este sentido, y en relación a los profesionales, la Agencia ha hecho hincapié en su implicación y trabajo en equipo, poniendo de relieve su grado de cohesión, que pese a la distancia, es muy elevado, existiendo un clima laboral y de pertenencia al dispositivo muy alto.

Para lograr ese nivel de implicación y trabajo en equipo, todos los procedimientos, informes de evaluación, etcétera, que se aplican al centro se elaboran en coordinación con los profesionales de los cinco puntos de atención (Carlos Castilla del Pino y Sector Sur en Córdoba, Montoro, Palma del Río y La Carlota). Al respecto, la directora del SCCU, María Dolores Galiani, ha puesto de manifiesto que “este método de trabajo permite este clima laboral, que redunda siempre en la mayor calidad asistencial para la población”.

También se han analizado como fortalezas el control y seguimiento sobre los servicios de soporte; es decir, el control del equipamiento del que dispone el servicio de ambulancias contratado por el distrito; el uso de las nuevas tecnologías, en base al alcance y al análisis de la Auditoría de Seguridad de la Información y Protección de Datos del servicio; la formación obligatoria en materia de prevención de riesgos laborales o el sistema establecido para la formación e información a profesionales vía web, con un apartado específico para profesionales en formación. A ello, se suma la fortaleza que supone en el servicio la continuidad asistencial en relación al procedimiento de transferencia establecido que garantiza una continuidad del proceso en todo momento, sin cortes.

Satisfacción y confort de los usuarios

En lo que respecta a la satisfacción de los usuarios y usuarias, el coordinador de cuidados del SCCU, Raúl Pérez, ha señalado que ésta “es un factor clave para el servicio” y, por ello se han creado grupos para detectar oportunidades de mejora y priorizar demandas, fomentando así la implicación y participación de los ciudadanos en la toma de decisiones. La Agencia ha podido comprobar el grado de confort al usuario en los puntos de urgencias evaluados con puntuaciones que superan el 95% en la encuestas de satisfacción elaboradas.

Igualmente se han analizado otras fortalezas presentes en la unidad como la conciencia de educación para la salud en procesos urgentes con la población. Al respecto, se ha valorado como muy positivo el conocimiento de las necesidades de salud de la población de referencia a la que se atiende con respecto a aquellos procesos relacionados con su cartera de servicios y la formación anual que los profesionales del SCCU realizan formación sobre soporte vital básico, DESA y primeros auxilios en colegios públicos para alumnos de la ESO, de formación profesional, universitarios, agrupaciones vecinales y actividades como la RCP de masas o la gymkana escolar. Con esta formación se trata de concienciar a la población sobre la importancia de poseer conocimientos sobre reanimación cardiopulmonar y primeros auxilios, ya que pueden ser primeros intervinientes en la cadena de supervivencia ante una situación de urgencia.

Finalmente, la ACSA ha puesto de manifiesto como fortaleza la unificación de procedimientos, dado que diferentes responsables de los procesos y los cargos intermedios pertenecen a grupos de trabajo a nivel provincial y autonómico, con los hospitales de referencia, para unificar criterios de actuación en su área de trabajo y garantizar de este modo la continuidad asistencial del paciente a nivel extra y hospitalario.

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía

Por último, el director del Distrito Sanitario Córdoba Guadalquivir, Jesús Serrano, y la directora del SCCU María Dolores Galiani, han destacado que «el nivel alcanzado supone un impulso para seguir potenciando una cultura de mejora continua en la unidad buscando siempre la excelencia en la atención sanitaria  basándonos en los mejores y últimos estándares calidad».

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía tiene como finalidad el impulso y la promoción del modelo andaluz de calidad asistencial, y para ello, se erige como la entidad certificadora de centros y unidades sanitarias, de competencias profesionales, de formación continuada y de páginas WEB, según el modelo de acreditación del Sistema Sanitario Público de Andalucía.