Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Desde el estudio de arquitectura cordobés POA Estudio plantean una rehabilitación alternativa de Notre-Dame tras la destrucción de la aguja y parte de la cubierta del conocidísimo monumento parisino el pasado 15 de abril. Tomando como referencia el ritmo compositivo de la fachada gótica existente, el objetivo que perseguirían es el de «componer una nueva cubierta mediante una estructura metálica ligera y un cerramiento de vidrio, inspirado en las icónicas vidrieras góticas de la catedral».

La nueva aguja, que desde POA Estudio plantean, «se compone de 8 paneles de vidrio que, como si de un diamante se tratara, refleja la luz y la proyecta hacia el interior del recinto. De esta forma, se convierte en el punto de conexión entre el exterior y el interior. Se obtiene, por lo tanto, un interior abierto al cielo que respira y se transforma con el entorno».

La idea con la que trabajan en POA Estudio es la de «reconstruir el volumen original, pero con materiales sin peso visual que representen sutilmente lo que fue la catedral antes del incendio y que, al mismo tiempo, proteja lo existente. No aspiramos ni a rivalizar con Notre-Dame, ni a intentar recrear lo que era, sino a realizar un ejercicio de honestidad desde el cariño y concienciados de la protección del patrimonio cultural y monumental».

Desde POA Estudio, informan, «somos conscientes del debate que se acaba de abrir acerca de una posible rehabilitación de Notre-Dame. Apenas el fuego había sido extinguido, las propuestas comenzaron a surgir: algunos piden una reconstrucción exacta u otros entienden que lo mejor debe ser dejar el edificio tal cual está permitiendo que la naturaleza actúe sobre el mismo».

Y concluyen afirmando que «como arquitectos nos sumamos a ese rico debate. Estamos convencidos de que la arquitectura habla del tiempo histórico en el que se desarrolla. Nos gustaría que en el futuro se hable de una rehabilitación de Notre-Dame que mantuvo un estricto respeto por su historia, pero que miró con valentía al futuro».