Javier Collado

Dobuss

CBN. Ganemos ha mostrado este martes su «felicidad» después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Córdoba haya anulado el permiso que la Junta de Andalucía le concedió al Cabildo para retirar una de las celosías de la Mezquita-Catedral en 2017.

El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, ha dicho en rueda de prensa que «el juez entiende lo mismo que entendía Ganemos en 2017 y es que la licencia dada por la Gerencia Municipal de Urbanismo va en contra de la ley andaluza y estatal de protección del patrimonio».

Blázquez ha recalcado que la licencia se dio con la «complicidad» de la exconsejera de Cultura Rosa Aguilar y por la Gerencia Municipal de Urbanismo, que preside el también delegado de Turismo Pedro García.

«Es curioso que la GMU tenga un atasco monumental pero que se diera tanta prisa para otorgar la licencia al Obispado para eliminar la celosía de nuestra querida Mezquita-Catedral» protegida por la Unesco.

Así, el portavoz de Ganemos ha afirmado que «nos alegramos de que la justicia nos haya dado la razón sobre los mismos argumentos que dimos nosotros en 2017 y es que una celosía no se puede convertir en una puerta en un patrimonio cultural protegido».

Por todo ello, espera Ganemos que la Junta de Andalucía repare el daño causado y reponga la celosía eliminada para «evitar que el conjunto de los andaluces tengamos que pagar una sanción millonaria» ante una más que previsible multa si la Junta no acata la decisión del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo tras la demanda de la familia del arquitecto Rafael de la Hoz.