Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Una gata ha adoptado a cuatro ardillas bebé en Crimea y las trata como si fueran de su propia descendencia, llegando incluso a amamantarlas, tal y como muestran las imágenes de este vídeo.

Las cuatro ardillas quedaron huérfanas, pero entonces fueron adoptadas por la gata Pusha, con quien viven en un parque a unas 20 millas al sur de Simferopol, Crimea, según publica ‘Daily Mail’.

El vídeo muestra las entrañables imágenes de las jóvenes ardillas acurrucadas junto a su ‘madre adoptiva’, durmiendo, jugando y escalando sobre ella.