Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Dos agentes de la Policía Nacional se han convertido en los héroes de este lunes. Delfín y Alejandro estaban de servicio en el distrito de Barajas cuando vieron a unos padres que estaban pidiendo ayuda ya que su bebé no respiraba.

Los agentes no dudaron e hicieron todo lo posible por salvarle la vida. Los agentes se plantearon abrirles el paso hasta el hospital aunque, viendo el estado cianótico que presentaba el bebé, decidieron que debían de actuar con rapidez.

Según explican los agentes, su prioridad era que “que la niña respirara enseguida, pues estábamos en un lugar frío, en una calle con mucho tránsito, y llamamos al 112 para que nos diera indicaciones por teléfono, cosa que hicieron”, han señalado a Telemadrid.

Explican del mismo modo que la niña estaba con rigidez y azul, por lo que le practicaron la maniobra de Heimlich. Tras completarla, la bebé “echó la masa que le estaba obstruyendo la vía -que era como una especie de pasta, como de leche- y pudo respirar”.