Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un matrimonio de brasileños se dio a conocer luego de que protagonizaran una de las acciones más loables en cuanto a mantenimiento del medioambiente se refiere.

De acuerdo a la historia detallada en The Guardian, el fotógrafo Sebastião Salgado y su esposa, Lelia Deluiz, volvieron a su natal municipio de Aimorés, en el estado de Minas Gerais, para revivir el bosque que rodeaba a la zona. La pareja regresó en 1998 y vieron en carne propia como la que antes era un área plagada de verde había dado paso a una vasta zona seca e inhóspita.

«A mi señora se le ocurrió la idea de plantar especies nativas para así recuperar tanto el bosque como para que las especies retornaran», comentó Salgado. Los avances han sido lentos. De hecho, en 2006 se comenzaron a ver los primeros avances con imágenes aéreas, dando cuenta de un evidente «verde» que se tomaba la región.

El paso de los años permitió dar cuenta de cada avance y el drástico cambio del bosque hasta la actualidad, que está plagado de árboles.