Médico.

Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Agentes de la Guardia Civil de Alfafar (Valencia) han detenido a un médico de familia de 60 años que ejercía en esta localidad por su presunta participación en delitos de abusos sexuales a cuatro de sus pacientes durante las exploraciones en la consulta. El facultativo tiene antecedentes por posesión de pornografía infantil en 2017 y fue investigado por abusos sexuales a otra paciente en 2018.

La investigación sigue abierta y no se descarta la aparición de otras víctimas que aún no han denunciado hechos similares. El arresto se ha llevado a cabo tras la denuncia de una de las víctimas en dependencias de la Guardia Civil del Puesto de Alfafar-Catarroja.

Según las investigaciones, el detenido se «sobrepasaba» con sus pacientes a las que supuestamente realizaba tocamientos, les pedía que se desnudaran «sin motivo alguno», «flirteaba» con ellas o trataba de «obtener citas» fuera de la consulta.

Este médico había recibido varias quejas formuladas por varios pacientes de Alfafar de calibre similar a la denuncia. Además, según la Guardia Civil, se tiene conocimiento de que las condiciones en las que atendía a los pacientes «no eran las más salubres» por su «falta de higiene», un hecho que fue motivo de queja por parte de los pacientes «en más de una ocasión».

Los agentes detuvieron al facultativo, de 60 años y nacionalidad española, por presunta implicación en un delito de abusos sexuales y contra la integridad moral de varias de sus pacientes. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de València.

La Consejería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana ha abierto expediente disciplinario a citado médico y le ha suspendido de sus funciones «en el momento en que se tuvo conocimiento del caso».