Javier Collado

Dobuss

CBN. El Papa Francisco ha donado 500,000 dólares -unos 450.000 euros-, para ayudar a los migrantes en México.

Esta cifra se distribuirá entre 27 proyectos de 16 diócesis y congregaciones religiosas mexicanas que han solicitado ayuda para continuar proporcionando vivienda, alimentos y artículos de primera necesidad.

«En los últimos meses, según informa el Obolo de San Pedro, miles de migrantes han llegado a México, tras haber recorrido más de 4.000 kilómetros a pie y en vehículos improvisados ​​desde Honduras, El Salvador y Guatemala. Hombres y mujeres, a menudo con niños pequeños, huyen de la pobreza y la violencia, esperando un futuro mejor en los Estados Unidos. Pero la frontera de Estados Unidos permanece cerrada para ellos «.

“En 2018, seis caravanas de migrantes entraron a México, haciendo un total de 75,000 personas; Se anunció la llegada de otros grupos. Todas estas personas quedaron varadas, sin poder ingresar a los Estados Unidos, sin hogar ni medios de subsistencia. La Iglesia católica acoge a miles de ellos en los hoteles de las diócesis o congregaciones religiosas, proporcionando lo necesario para vivir, desde la vivienda hasta la ropa”. «La cobertura de los medios de esta emergencia, se enfatiza, ha ido disminuyendo y, en consecuencia, la ayuda a los migrantes por parte del gobierno y los particulares también ha disminuido».

De los 27 proyectos de asistencia a migrantes, 13 ya han sido aprobados para las diócesis de Cuautitlán, Nogales (2), Mazatlán, Querétaro, San Andrés Tuxtla, Nuevo Laredo (2) y Tijuana; así como para los Scalabrinianos, la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María y las Hermanas Josefinas. Se están evaluando otros 14 proyectos, ya que antes de que se asigne la ayuda, se requiere un uso regulado y transparente de los recursos, que debe tenerse en cuenta. «Gracias a estos proyectos, a la caridad y la solidaridad cristianas, dice el comunicado, los obispos mexicanos esperan poder seguir ayudando a los hermanos y hermanas que emigran».