Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. El dulce sueño del tenis de mesa español concluye con un baño de plata de ley para la primera medalla española en un Campeonato del Mundo Absoluto. El gran torneo firmado por Álvaro Robles y Ovidiu Ionescu en la modalidad de dobles ha otorgado a España su primera medalla mundialista, tras subirse al segundo cajón del podio.

Los chinos Ma Long y Wang Chuqin fueron los encargados de hacer despertar a la dupla hispano-rumana formada por Álvaro Robles y Ovidiu Ionescu en la final. Ma y Wang se adelantaron en la final, ganando el primer set por 3-11 y la reacción de Robles-Ionescu no se hizo esperar. Se recompusieron e igualaron el partido con un parcial de 11-8. Con 1-1, en mitad del tercer parcial, la dupla china tuvo que frenar el ímpetu de los europeos, y lo consiguió. Un tiempo muerto que logró calmar a Robles-Ionescu y dar fuerza a la pareja china.

Finalmente, el encuentro concluyó con tres sets consecutivos (7-11, 3-11 y 5-11) para Ma-Wang, que otorga el segundo puesto y la primera medalla en un Campeonato del Mundo al tenis de mesa español.