Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El Concurso Municipal de Cruces de Mayo de la ciudad de Córdoba se desarrollará del 1 al 5 de mayo de 2019, en sus modalidades de casco histórico, zonas modernas y recintos cerrados, con un total de 52 participantes, que constituyen “otras tantas oportunidades de poder disfrutar de la esencia de la fiesta y perdernos por Córdoba, para descubrir una plaza o un rinconcito engalanados por quienes nos reciben con mucha hospitalidad”.

Así lo han destacado en su presentación en rueda de prensa la delegada de Promoción de la Ciudad, Carmen González, y la directora regional de Relaciones Institucionales de Heineken, Ada Bernal, en representación de Cruzcampo, firma patrocinadora del concurso municipal de Cruces de Mayo de Córdoba a lo largo de once ediciones.

En esta línea, han coincidido en destacar que “el centro” tiene que ser “la esencia de la fiesta de las cruces, celebración que tras la cata de los vinos de Montilla-Moriles abre un mayo cordobés repleto de citas festivas y tradiciones como los Patios, reconocidos por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

De esta forma, la cruz, la tradición de su adorno y el montaje por entidades sin ánimo de lucro que reúnen fondos en esta fiesta, son, junto con la ocasión de celebrar la primavera, de relacionarse y disfrutar con amigos y en familia, los que tienen el protagonismo.

También, el Concurso Municipal de Cruces viene acompañado del Certamen de Academias de Baile que en 2019 celebra su XXVIII edición. Se desarrollará del 1 al 4 de mayo, en la Plaza de las Tendillas, donde se ubica la Cruz de la Ciudad -fuera de concurso-, con la participación de 14 academias.

Las actuaciones tienen lugar a las 20.30 horas, si bien un momento emblemático que González ha animado a descubrir es el espectáculo colectivo que se celebra siempre el último día -en 2019 será el sábado 4 de mayo- a las 12.30 horas, con una actuación de las 14 academias de baile. La clausura será las 20.30 horas, con la actuación correspondiente de la jornada.

La apuesta y el incentivo de la calidad es un motor del concurso, ha defendido la delegada de Promoción de la Ciudad, antes de explicar que se cuenta con un accésit de participación para las 45 mejores cruces que valore el jurado y además en cada una de las tres modalidades: casco histórico, zonas modernas y recintos cerrados, los premios primero (1.200 euros), segundo (900 euros) y tercero (700 euros), correspondientes cada una de ellas, más los premios adicionales, primero y segundo, de 300 euros, y el tercero adicional, de 200 euros.

“Es por ello que el accésit de participación solo cubre a las 45 mejores para que siga esa competencia sana entre las mismas en engalanar sus cruces y buscar que tengan una calidad más alta para garantizarse ese accésit de participación”.

“En los últimos años se ha notado un salto de calidad en las cruces bastante considerable. Se ha conseguido que el elemento de la cruz vuelva a ser el protagonista que tenía que ser en esta fiesta”, ha dicho.

Carmen González ha resaltado que “se ha remitido al Consejo del Movimiento Ciudadano todas las solicitudes de cruces de mayo para que emitieran informe sobre las mismas. El CMC pide, de cara al concurso de 2020, que se tengan en cuenta las conclusiones de la Comisión de Usos del Casco Histórico y que se considere que las cruces se instalen en su zona de influencia, que no se permita que nuevas cruces nazcan en el casco histórico, que se potencien las cruces que están en el resto de la ciudad y que se haga hincapié en cuidar la calidad de las cruces de mayo”.

Respecto al Concurso de Cruces de 2019, como novedad de este año, González ha detallado que dos cruces “queridas” han decidido no participar en 2019 como son la cruz de la AA.VV. San José Obrero o la Asociación de Mujeres La Estrella de El Higuerón”. Y que respecto a 2018, siete entidades se incorporan al concurso, entre ellas el Club de Matrimonios La Unión, la Peña Cultural Flora, Funlabor, la Federación de Asociaciones Sindicales, la Asociación Quinta Angustia Mercedaria y la asociación gastronómica Sercolu.

De las 52 cruces, 21 son de casco histórico (40%), 15 en zonas modernas (29%) y 16 en recintos cerrados (31%). “Está bastante equilibrado el reparto de cruces en cada una de las modalidades”, ha afirmado.

Junto a ello, González ha valorado que distintas generaciones de personas jóvenes y veteranas se sumen desde sus asociaciones para el montaje conjunto de una sola cruz, como es el caso de la Hermandad del Cristo de Gracia y la Peña Los Emires.

El presupuesto que la Delegación de Promoción de la Ciudad destina al Concurso de Cruces de Mayo, si se suma el montante de los premios y el Certamen de academias de baile más los imprevistos, asciende 58.160 euros. Una aportación municipal relevante es la que destina Sadeco a limpieza y la cuantía del convenio con Cruz Roja para la asistencia sanitaria en las fiestas. Sobre esto último, González ha valorado la atención en unidades en bicicleta que pueden desplazarse con rapidez para atender emergencias de salud en la fiesta de las Cruces.

Por último, Ada Bernal ha dicho que es un orgullo para Cruzcampo “compartir los momentos más bonitos de la ciudad” y apoyar al Ayuntamiento en las Cruces y en la feria de nuestra Señora de la Salud como firma patrocinadora. Además, ha valorado el ingente trabajo de su equipo comercial y técnico en estas celebraciones y ha animado a cuidar la esencia de la fiesta.