Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El candidato de Cs al Congreso de los Diputados por Córdoba, Marcial Gómez Balsera ha asegurado que «la corrupción ha sido el peor legado que ha dejado el bipartidismo a este país» y ha puntualizado que «PSOE y PP son culpables del descrédito que sienten los ciudadanos hacia sus instituciones y hacia la política en general».

Asimismo, Gómez Balsera ha manifestado que «los cordobeses no queremos que se repitan casos como los ERE, los cursos de formación o Guadalquivir futuro, protagonizados por el PSOE, pero tampoco las mil y una tramas de corrupción del PP, el partido condenado por lucrarse de las mordidas de la obra pública».

En relación a las medidas que Ciudadanos pondrá en marcha para acabar con la corrupción política, el número uno al Congreso por Córdoba ha anunciado que cuando Albert Rivera sea presidente del Gobierno «los corruptos tendrán que dimitir, se irán a casa hasta que se resuelva la imputación; se acabarán los privilegios de los políticos corruptos, y para eso, suprimiremos los aforamientos». Una de las medidas estrella de la formación naranja y que ya se ha puesto en marcha en Andalucía es «la aprobación de una Ley de Protección del Denunciante de Corrupción, para proteger a quienes se juegan su trabajo por defender lo que es de todos».

«En Ciudadanos tenemos claro que los indultos a políticos condenados por corrupción, rebelión y sedición para acabar con la impunidad de los políticos que se creen que están por encima de la ley tiene que acabar» ha apuntado Gómez Balsera.

Según Gómez Balsera «los cordobeses tenemos la oportunidad de mandarle un mensaje al bipartidismo votando a Cs: tolerancia cero a la corrupción política», por eso, el candidato naranja ha hecho un llamamiento a los cordobeses para «el próximo 28 abril llenar las urnas de votos naranjas, porque Cs el único partido que defiende la unidad de España y la igualdad de los españoles, sin renunciar a la regeneración de las instituciones y a luchar contra la corrupción. El único proyecto para España que tiene un líder sin mochilas de corrupción».