Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Club Atlético Peñarol ganó al Plaza Colonia en el estadio Supicci, pero aunque el marcador ponía al final del encuentro 0-1, el resultado fue un 1-1 gracias a un penalti muy especial. El autor del tanto del equipo visitante fue Lucas, un niño con síndrome de Down, a quien Kevin Dawson, portero del equipo vencedor, quiso resarcir.

Cuando acabó el partido, el joven saltó al campo. El árbitro habló con Dawson y le pidió que volviera a la portería, mientras le presentaba al joven hincha del Plaza Colonia. El objetivo era que le lanzase un penalti, a lo que el cancerbero uruguayo aceptó sin problemas.

Lucas  colocó el balón en los once metros y, con puntería, disparó directo a la red, pese a la estirada del portero de Peñarol. A continuación, se fue corriendo a festejarlo en el córner, mientras la grada aplaudía como si de un gol real se hubiese tratado. Aunque Plaza Colonia no ganó el partido, seguro que Dawson no ha recibido un gol con tanto placer como este en toda su carrera deportiva.