Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España (CPHE) ha organizado en Mérida, durante los días 11 y 12 de abril, el seminario ‘La Arqueología en las Ciudades Patrimonio. La gestión del pasado, el camino hacia el futuro’ que, con la colaboración del Ayuntamiento emeritense y el patrocinio del Ministerio de Cultura y Deporte, reúnen a más de un centenar de responsables institucionales y especialistas en torno al impulso de la riqueza arqueológica como motor de desarrollo turístico y socioeconómico.

Las jornadas, celebradas en el Museo Nacional de Arte Romano, han contado con la participación del teniente de alcalde de Presidencia del Ayuntamiento de Córdoba e integrante de la Comisión de Patrimonio y Ciudad del GCPHE, Emilio Aumente, que ha intervenido en la presentación de ‘El Libro Blanco de la gestión del Patrimonio Histórico-Arqueológico del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España’, a cargo de Joan Menchón Bes (Jefe Técnico de Patrimonio Histórico) y Juan F. Murillo (Jefe la Oficina de Arqueología. Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba).

Junto a ello, la ciudad de Córdoba ha estado presente en la ponencia ‘Córdoba: luces y sombras en la gestión del Patrimonio Arqueológico desde el planeamiento urbanístico (2001-2018)’, realizada por Juan F. Murillo (Jefe la Oficina de Arqueología. Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba) y Dolores Ruiz (Arqueóloga de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba).

Aumente ha valorado en este sentido la aportación técnica común que significa un Libro Blanco como el presentado en Mérida y el hecho de que una ciudad con la riqueza arqueológica de Córdoba se dote de herramientas y bases de acción coordinada que resultan indispensables para convertir nuestro patrimonio del pasado en motor de desarrollo presente y futuro.

El seminario ha contado en su inauguración con el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna; la directora del Museo Nacional de Arte Romano, Trinidad Nogales, y el director del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, Félix Palma. Rodríguez Osuna ha dado la bienvenida a los asistentes y ha subrayado el valor y la importancia de la arqueología como parte esencial de cara a la promoción y puesta en valor de los destinos turístico-culturales.

En las sesiones de trabajo participan representantes del Ministerio de Cultura y Deporte; Museo Nacional de Arte Romano; Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida; CSIC-Junta de Extremadura; especialistas de las Universidades de Barcelona y Castilla-La Mancha; técnicos especialistas de las 15 Ciudades Patrimonio de la Humanidad; y, además, se cuenta con la presencia de Visit Scotland, el ente gestor del Turismo de Escocia, que va a aportar su experiencia internacional en el campo de la Arqueología y la promoción turística.

Este seminario se enmarca en los proyectos que lleva a cabo la Comisión de Patrimonio y Ciudad del Grupo, que preside el Alcalde de Ibiza/Eivissa, Rafael Ruiz, un área fundamental para preservar la esencia y seña de identidad de estas ciudades y que desarrolla programas con el apoyo del Ministerio de Cultura y Deporte para la  conservación y protección los conjuntos históricos tales como: prevención ante catástrofes naturales, estudios sobre arqueología y urbanismo, nuevas tecnologías aplicadas a la gestión del patrimonio cultural, movilidad y tráfico de vehículos en las ciudades históricas, accesibilidad y medio ambiente.

El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España es una asociación sin ánimo de lucro y declarada de “Utilidad Pública” que ha celebrado su primer cuarto de siglo de existencia, y cuyo objetivo es trabajar de manera conjunta en la defensa, conservación y promoción del ingente patrimonio histórico y cultural de las ciudades que lo integran: Alcalá de Henares, Ávila, Baeza, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza/Eivissa, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de La Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo y Úbeda.

Estas 15 ciudades son el resultado de un dilatado proceso histórico, pleno de matices, diferencias y similitudes, en el que se ha gestado su realidad actual. Como proceso acumulativo, la ciudad histórica atesora, tanto sobre la rasante de sus calles como bajo la misma, un patrimonio material del que la investigación arqueológica constituye el principal instrumento para su conocimiento, conservación y socialización. La gestión del Patrimonio Arqueológico es un objetivo con el que el Grupo de Ciudades Patrimonio se encuentra plenamente identificado, como acreditan las reuniones ya celebradas en Tarragona, Alcalá de Henares, Córdoba y Ávila, y la elaboración y publicación del Libro Blanco del Patrimonio Histórico-Arqueológico.

Dos de los aspectos esenciales para conseguir una continuidad sostenible de estas ciudades históricas, manteniendo su vitalidad en el siglo XXI, son, en primer lugar, la imbricación de la gestión del Patrimonio Histórico y Arqueológico con el planeamiento y la gestión urbanística, definidores del modelo de ciudad que deseamos. Y en segundo lugar, la puesta a disposición de la sociedad de este Patrimonio, mediante planes de accesibilidad universal y usos adecuados, mecanismos de participación ciudadana y propuestas de puesta en valor y musealización integral de estas ciudades, dirigidos al disfrute de los ciudadanos y a un turismo cultural de calidad.