Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El colegio de La Salle celebró ayer la procesión de “Semana Santa Chiquita”, en la que participaron los alumnos de Infantil y primer ciclo de Primaria. Una procesión que contó con dos pasos, que fueron portados por los alumnos más pequeños del centro, costaleros, nazarenos, mantillas. Cientos de alumnos acompañaron a los distintos pasos procesionales ataviados con sus túnicas, mantillas y costales, por los jardines del colegio en el Viernes de Dolores. La procesión solemne, dirigida por el capellán del colegio, D. José María Muñoz, transcurrió por las propias instalaciones del centro y estuvo abierto a toda la comunidad educativa.

Los alumnos pudieron disfrutar de una procesión con salida desde el patio de Infantil, pasando por los jardines del centro, para finalizar de nuevo en el patio de Infantil. Una actividad en la que la Pastoral del centro hizo partícipe a todos los alumnos, ya que cada curso tenía una representación dentro del cortejo procesional.