Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. Ganemos en Común, coalición conformada por Equo, Ganemos Córdoba, Iniciativa del Pueblo Andaluz y la dirección local de Podemos, además de movimientos sociales de la ciudad, ha anunciado que apoyará la campaña de Unidas Podemos, candidatura que lidera la abogada Martina Velarde, para «situar los problemas de la provincia de Córdoba y sus soluciones» en el Congreso y defender un modelo de país «que no deje a nadie atrás y que avance frente a quienes nos quieren situar en el pasado de la España en blanco y negro».

«Córdoba no es una isla y los problemas que tiene España los sufrimos más si cabe en nuestra ciudad y provincia, por eso es importante que la realidad cordobesa esté presente en el Congreso de los Diputados a través de los diputados y diputadas comprometidos con la defensa de los derechos de la gente sencilla frente a quienes quieren bajar el salario mínimo, eliminar derechos de las mujeres o involucionar en materia de igualdad LGTBI», afirma Olga Granados, portavoz de Ganemos en Común.

«Ganemos en Común ha nacido de la confluencia de personas de diferentes colectivos para darle esperanza a nuestra ciudad en las elecciones municipales, poniendo por delante el bien común frente a los intereses partidistas, y estos mismos motivos sirven para Córdoba, para Andalucía y para España», aclaran desde la coalición.

«La unidad de la gente común siempre es el camino para conseguir derechos y hacerle frente al bloque de derechas», enfatiza la coalición de Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz, Ganemos Córdoba, la dirección local de Podemos y movimientos sociales de la ciudad.

Por todo ello, desde Ganemos en Común pondrán todo sus recursos y el activismo de sus integrantes para que Unidas Podemos «tenga la fuerza necesaria  para construir una España moderna, feminista, con futuro, con salarios dignos y trabajos decentes, que luche contra el cambio climático, defienda las pensiones públicas y permita que nuestros jóvenes encuentren un empleo en Córdoba y no tengan que emigrar».