Imagen: Facebook Vanessa Euán

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Los dueños de Deko compartieron una fotografía suya en la que aparecía con un cartel que decía: ‘vendo postres para pagar mis quimioterapias’. Tan solo un día después, gracias a la ayuda de cientos de personas, su tratamiento estaba pagado.

En la publicación, Vanessa Euán explica que su hermana había adoptado un perro y que todo iba muy bien hasta que le detectaron un tipo de cáncer que suele darse en animales. A pesar del esfuerzo económico que esto le suponía a la familia, decidieron darle el primer tratamiento de quimioterapia porque los expertos les dijeron que esa enfermedad tenía cura. Sin embargo, su dinero no daba para seguir costeando el tratamiento y decidieron pasar a la acción.

La familia optó por cocinar postres y venderlos en la zona y para ello decidieron hacer publicidad a través de Facebook con la fotografía del animal. En la imagen se ve al perro con un cartel en el que se puede leer ‘vendo postres para pagar mis quimioterapias’.

Tan solo un día después, la joven volvió a escribir una publicación para actualizar la historia. «Nuestro veterinario se comunicó con nosotras para decirnos que las quimios ya estaban cubiertas», indica Euán en Facebook, donde asegura no tener palabras de agradecimiento a todas las personas que entregaron un donativo o que acudieron a comprar postres.

«En ningún momento imaginé que la publicación iba a tener tanto alcance», dice la joven, que ofrece su ayuda para cuidar de cualquier otro animal que lo necesite.